As escribimos nosotras

RAYITOS CALIFORNIANOS

Todos sabemos que los rayitos le dan un brillo al rostro que el pelo de un color entero, simplemente, no le puede dar. Sin embargo, los rayitos son difíciles de mantener ya que, si no te los hace una buena profesional, corres el riesgo de que cada vez que te hagas retoques quedes más y más rubia, en vez de mantener siempre el mismo nivel. Además, si te descuidas y no te haces retoques, puedes terminar con unas gruesas raíces sin pintar que se ven feas y dejadas.
¿Sabes cuál es la solución a esto? Los rayitos californianos.
Los rayitos californianos son una nueva técnica de decolorado que hace que el pelo se vea como una surfista de California: claro en la puntas y oscuro en las raíces, pero con un degradado muy natural como si hubieran sido hechas naturalmente por el sol. Lo positivo de estos rayitos es que, para darle ese look natural, se suelen usar productos poco agresivos y sin amoniaco que dañan poco tu pelo.
Son geniales para las chicas castañas que quieran iluminar su pelo de manera muy natural y darle un brillo extra especial. Puedes hacértelas muy sutiles, como Gisele Bundchen:

o Drew Barrymore:

¿Lo genial? Que el mantenimiento es bastante básico: puedes dejarlas crecer sin problemas meses de meses, y sólo hacerte unos retoques una vez al año o cada seis meses para reavivar el color de las puntas y darles mayor largo, por si te has cortado el pelo.

Los rayitos californianos suelen aplicarse como un tinte normal, con la diferencia de que se trabaja básicamente las puntas: estas se decoloran y luego se les aplica un tinte rubio con papel platina, igual que cuando te haces la iluminación. Para un mejor efecto las puntas deben estar cortadas en degradé,y así el efecto será especialmente natural.
Los rayitos californianos son una opción ideal para este verano, para darle luz a nuestro rostro y juventud a nuestro pelo. ¿Te apuntas con los rayitos californianos?

Deja un Comentario