Posts Tagged ‘tratamiento’

MASCARILLAS CASERAS PARA PUNTAS ABIERTAS

13   May

Si después del verano te has quedado con las puntas abiertas y no quieres cortarte todavía el pelo, puedes hacerte una mascarilla casera para tratarlas. Una de mis favoritas es la mascarilla de miel: mezcla en un bol tres cucharadas de aceite, dos de miel, y remueve hasta que quede una mezcla homogénea. Tarda bastante en mezclar así que paciencia y a batir bien!

Cuando ya tengas la mezcla hecha, aplícala por todo el pelo de medios a puntas, ayudándote de un peine si lo necesitas, para repartir la mezcla por todo el pelo. Recógetelo en un moño y tápalo durante unos 15 o 20 minutos, y luego lávalo con agua tibia y un champú suave.  Notarás tu pelo más suave e hidratado ;)


REACONDICIONAMIENTO PROFUNDO… ¡YA!

19   Abr

¡Como lo oyes!

Si alguna vez has visto fotos de chicas hindúes, verás que las chicas tienen unas melenazas de infarto súper largas y brillosas. Esto se debe a que en la India es muy común el uso de aceites para el pelo, lo cual hace que el pelo tenga una textura muy brillante y se mantenga fuerte, especialmente para pelos gruesos y largos.



El truco: una mañana que te vayas a quedar en casa unta tu pelo de medios a puntas con aceite para el pelo. El aceite de almendras es uno de los más populares y con mejores resultados, ya que aporta un extra de nutrición y protección térmica. Eso sí: no se te ocurra salir al sol con el aceite, ya que si el sol da muy fuerte, ¡te lo puede freir!

UNA ALTERNATIVA AL REACONDICIONADOR: ACEITES PARA EL PELO

14   Abr

¡Como lo oyes!

Si alguna vez has visto fotos de chicas hindúes, verás que las chicas tienen unas melenazas de infarto súper largas y brillosas. Esto se debe a que en la India es muy común el uso de aceites para el pelo, lo cual hace que el pelo tenga una textura muy brillante y se mantenga fuerte, especialmente para pelos gruesos y largos.



El truco: una mañana que te vayas a quedar en casa unta tu pelo de medios a puntas con aceite para el pelo. El aceite de almendras es uno de los más populares y con mejores resultados, ya que aporta un extra de nutrición y protección térmica. Eso sí: no se te ocurra salir al sol con el aceite, ya que si el sol da muy fuerte, ¡te lo puede freir!